Reporte Tesístico día alef


Siguiendo el extinto modelo de “Maratón la Tesis” de Nacho Bazán (extinto porque ¡ya acabó la tesis de licenciatura!) Aquí haré algo similar. Ni modo, digamos que el blog hace las veces de parche de cibernicotina… o algo así.

Esa vela ya se acabó. Pero ni modo de ir al Walmart por una nueva. Pero su cadaver es bonito y me acompaña… ya compraré otra.
a) Al fin encontré el artículo de Black sobre el epítome al De Memoria… estaba ¡en la web! ¿por qué no lo tenía en la máquina? Igual lo tengo pero con algún nombre estúpido. En fin. Lo comencé a leer pero tengo que acabar con el epítome primero (que no venga luego con sus categorías “deductivas” a marearnos, jeje). Total, ya comenzaron los problemas con unas definiciones, pero no me romperé la cabeza (ya me lo dijo Herr Asesor, sacarle la vuelta a las discusiones bizantinas y los berenjenales). Lo super chido descubierto hoy es que el ydolum de Averroes se parece demasiado a la species de Alberto: representa a todo el compuesto.
Y es que eso es lo que busco: no me importa qué diga la doctrina de Averroes (para colmo en el epítome dice una cosa y en el Magno Comentario ya cambió de opinión), sino que dicen esos textitos que leyó Alberto, qué se pueden entender de ellos. Total: Alberto creía que el epítome era una obra de Alfarabí, así que también nosotros habremos de tomarlos como obras separadas… ¡bingo! un apartado para el epítome y otro para el Magno Comentario. He dicho.
b) Entré al gimnasio otra vez. Craso error: me estoy quedando dormida: mi cuerpo ya estaba acostumbrado a no levantarse de la silla… ¡tres meses! ¡mi trasero ya era una perfecta y plana aspirina! y ahora me duelen músculos que no sabía que tenía. Pero pos ya nos iremos acostumbrando. Por eso, segunda lección de vida: nada de tratar de bajar 10 kilos en 10 días. Pian-pianito… como la tesis. Un pasito y después otro (de todos modos me compré un Red-Bull y si el café no funciona, esperaré que el brebaje rojo me ¡dé alas!).
c) Hoy hablé un ratito con Z. por Skype. La oigo y soy yo hace una semana (o tres meses): escondiéndosele al asesor, cayendo el los viejos vicios, incapaz de explicarse por qué no se puede poner a trabajar. Lo único que se me ocurre es decirle ¡vente a mi casa! mañana sábado nos encerramos en la central: no hay internet. Yo te apoyo y tú me pateas en la mañana para que no me quede dormida. Tesistas Anónimas. Y es que eso (en lo que llega el higuiatra) le dije al higólogo: ¿no será que habemos personitas con capacidades volitivas diferentes? Está bien, somos discapacitados volitivos, emocionales, etc y más etc. Pero ¿eso ya nos ha jodido la vida para siempre?
Like a Stoic Rolling Stone…
(Deterministas: ¡púdranse!)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: